Iglesias Emanuel Pecixe

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. 
Mateo 28:19, La Biblia
 

La primer iglesia en Pecixe fue establecida en 1995 por un equipo de misioneros integrado por los costarricenses Isabel Johanning, líder del grupo; Eugenia Castro y César Herrera, así como por Henrique Adas de Brasil, y Domingos Tchuda y Fernando, de Guinea Bissau.

A su llegada a Guinea Bissau en mayo de dicho año, el equipo se estableció en el centro de Bissau, en un sector llamado Barrio Militar con el objetivo principal de evangelizar y ayudar a los más necesitados. Con este mismo propósito viajaron a la Isla Pecixe unos meses después.

El equipo de misioneros redactó un manifiesto de las buenas nuevas del evangelio de Jesús, en criolo, la lengua predominante en Guinea Bissau, y Eugenia se encargó de mecanografiar varias copias que sus compañeros llevarían a la isla en noviembre de 1995. Ella, mientras tanto, se quedaría en Bissau a cargo de la pequeña Mariama, una bebé de siete meses seriamente desnutrida que le fue entregada a Isabel para que la cuidara.

El manifiesto fue enrolado a manera de un pergamino y fue entregado al Regulo (jefe) de cada una de las cincuenta aldeas de la isla para ser leído a sus habitantes y así quedara constancia de que la verdad del Evangelio había llegado a Pecixe. Para el momento en que el equipo arribó a la isla ya había un aldeano convertido a Cristo, Ocante, el Regulo de la aldea de Reno. Otro Regulo, Fernando, de la aldea de Nangan, también decidió por Jesús, lo que le costó un alto precio pues incendiaron su casa y murieron su esposa y sus seis hijos.

Desde 1995 hasta 1997, Isabel Johanning, César Herrera, Domingos Tchuda y Fernando, se mantuvieron visitando la isla con regularidad, llevando medicamentos, haciendo curaciones y construyendo la edificación que daría albergue a la incipiente iglesia. En 1998 tuvieron que suspender los viajes pues estalló la guerra civil en el país, pero un año después, en 1999, se retomó la labor y César Herrera y su esposa Paula se encargaron de dirigir la obra misionera en la isla hasta el 2002.

Por medio de ellos Edilson Rui da Silva, más conocido como Amán, llegó al conocimiento de Jesús, y en el 2003, cuando César y Paola regresaron a Bissau, él asumió el pastorado de la iglesia hasta el día de hoy, la cual cuenta con 80 miembros.

Actualmente, existe otra iglesia en una tabanca (aldea) llamada Umaya y se tiene el deseo de abrir más iglesias en otros lugares, solo que, según afirma Amán, el problema radica en la falta de líderes pues muchos abandonan la isla para irse a estudiar a Bissau, ya que la calidad de la educación en Pecixe es muy precaria.

La Iglesia en la actualidad
 

En el 2011, otro misionero de Casa Emanuel, Joao Batista Martiniano, visitó la isla y desde entonces se ha convertido en un importante apoyo para el Pastor Amán, siendo un motor en la divulgación del evangelio predicando en las aldeas, distribuyendo biblias en criolo a los nuevos convertidos así como folletos con las buenas nuevas del evangelio, visitando escuelas y los pequeños centros de salud para realizar curativos y asistir en los partos de las mujeres. “Gracias a su ministerio –dice el pastor Amán- la isla ha sentido el impacto del Evangelio. Hoy él es mi compañero para implantar el reino de Dios en otras localidades de la isla”.

En esta tarea evangelística han participado otros misioneros de Casa Emanuel como el Pastor Carlos Souza, Cristina Araujo, Maritza Alvarez, Regina Alburquerque, Daniel y Janina Dinis, así como los hermanos de la iglesia de Biombo y los del Ministerio Amor por la Fe Internacional (MAFI).
Finalmente, no se puede dejar de mencionar a todos aquellos misioneros desconocidos que viajaron a la isla y que contribuyeron mucho a que la iglesia en Pecixe pudiera ser implantada y arraigada.

ISLA PECIXE

Pecixe es una isla de aproximadamente 100 km2, con una población cercana a los 20 mil habitantes, todos  pertenecientes a la etnia manjaco que significa “te estoy llamando” y que es la tercera más grande del país.

Sin embargo, dado que la mayoría de las personas han migrado para Bissau, la capital del país, dada la precaria situación económica, se estima que solo entre 4 500 y 5 mil aldeanos viven actualmente en la isla. Existen 50 aldeas que son gobernadas por su propio Régulo, que es el gobernador encargado de autorizar todas las actividades que se realizan en la tabanca, tales como ceremonias, fanados (circuncisión) y otras. A su vez, la isla cuenta un administrador nombrado por el Gobierno

 

Orgnización Político-Administrativa por Aldea

 

  • Regulos: autoridades máximas de las aldeas, elegido por herencia.
  • Ancianos: grupo de personas de edad avanzada
  • Hechiceros: personas que usan poderes sobrenaturales para influenciar a otras personas. Son aliados de los régulos. Usan venenos de serpiente en sus rituales espiritistas.
  • Balum: usan manto blanco en la cabeza, entran en contacto con los muertos.
  • Bapena: son personas que trabajan con el Iran (demonio) o los ídolos.
  • Ba Boc Na Liem Barse: grupo de mujeres que usan un manto rojo en la cabeza. Son transmisoras de mensajes e interpretan los acontecimientos.
  • Na Manha: personas que cuidan del Cansaré, un ídolo que es cargado por dos personas y que procura saber las causas de los acontecimientos, tal como el por qué las personas se enferman.

Ceremonias

La gente no tiene libertad de escoger si participa o no en las ceremonias, tienen que hacerlo obligatoriamente, un ejemplo de ello es el fanado. Los animales para los sacrificios son capturados sin importar quién es el dueño. Es característico de los manjacos realizar sacrificios humanos, sin embargo, éstos se redujeron considerablemente gracias a la conversión al cristianismo de Ocante, el principal responsable de la isla en ese momento. El último sacrificio humano verificado se produjo en el año 2000. En este sentido, se pueden mencionar los sacrificios de los niños recién nacidos con discapacidad, quienes son tirados al mar pues son considerados un irán.

La isla es considerada excelente en la recepción de los huéspedes, quienes son tratados con todo respeto, lo cual fue algo muy importante para los primeros misioneros que llegaron a la isla, pues les permitió allegarse a la población.

 


Contacto

Asociación Casa Emanuel (ASOCE)

Bissau - Barrio Hafia
Guinea Bissau
África Ocidental

Apartado Postal:
838-1036


Tel: (245) 66722110